martes, 20 de noviembre de 2012

Improvisando un tocador


Llegado el frío invierno, donde más apetece estar es en el hogar, lo que para mí significa tener más tiempo para ponerme al día en las nuevas tendencias, buscar nuevas ideas y estilos para posteriormente plasmarlas en mis proyectos.

En esta ocasión os voy a contar como llegue a convertir el zapatero del que os hablé anteriormente, en un improvisado tocador.


En mi casa no tengo mucho espacio, por lo que, en estas situaciones es donde hay que ser más  prácticos. Quería tener un tocador pero no encontraba donde ubicarlo ya que el lugar ideal lo ocupaba un zapatero hecho a medida que había encargado, podéis ver el post aquí.

Por otra parte, el zapatero es un mueble grande y muy útil pero tiene demasiada profundidad y nada me convencía para su decoración.

Tras darle muchas vueltas pensé: ¿Y por qué no fusionar ambos? El zapatero está en el lugar perfecto ya que se ha situado al lado del armario formando de esta manera un pequeño vestidor en una zona de la estancia donde, sin necesidad de dividir la habitación, se diferencian perfectamente las zonas. Esto se ha logrado con tan sólo la utilización de los elementos del mobiliario y los colores, dotando de una división tan solo visual, en una misma habitación.


En un tocador considero que lo más importante es el espejo, en mi caso y para que no quedase demasiado recargado, coloqué unos espejos sin marco con un acabado biselado, éste fue el primer paso para lograr solucionar el problema de la profundidad. 



Lo siguiente fue la colocación estratégica del resto de los elementos que, al ser colocados ante un espejo, evitan la sensación de vacío debido a que dichos elementos se ven reflejados.


Decidí que un jarrón pequeño con unas ramas secas que había recogido durante un paseo otoñal por el bosque, adornarían sin resultar excesivamente grandes y que con el reflejo del espejo, empequeñeciese el espacio. Los zapatos me parecieron la opción perfecta haciéndole un guiño al mueble y así darle el toque final al ambiente.


Por último, le añadí una preciosa pamela para fusionar los complementos como elementos decorativos en el tocador.


El resultado es un coqueto espacio en el cual darme el último retoque antes de salir.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...