miércoles, 21 de mayo de 2014

Un Pequeño Huerto En Casa


Hace ya algún tiempo que quería tener en casa especias frescas para condimentar mis platos pero, como siempre, el problema del espacio estaba presente.



Un día, de casualidad, encontramos un pequeño mercadillo en el patio de una casa particular y, como nos encanta rebuscar y encontrar muebles y objetos antiguos, nos adentramos en el lugar con la esperanza de hallar algo diferente y que satisficiera nuestra curiosidad.
Nos atendió una pareja  encantadora de ancianos que nos explicó que habían decidido poner un mercadillo para deshacerse de algunos trastos viejos.
Entre otras cosas, encontramos una lechera de madera muy original. Tan sólo tenía que adecentarla un poco y buscarle uso. Ambas labores me llevaron poco tiempo, la lechera estaba algo estropeada por la humedad y el desuso.



Al lijarla le devolví el color sin necesidad de utilizar ningún tinte.



Una vez que me había decidido por el pequeño huerto, necesitaba unos jarrones con la medida perfecta y que no le quitaran el protagonismo a la lechera, lo que me llevó a decidirme por el cristal. Los jarrones los adquirimos en IKEA tras medir el ancho y el alto que creía necesario.



Lo siguiente era hacerme con las especias. Tenía dos opciones, una era comprar las semillas y otra era comprar las especias ya crecidas. Nos decidimos por esta segunda opción ya que era mas rápida y podíamos disfrutar al momento de ellas. Puedes encontrarlas en cualquier floristería o en un viveros, otra opción, que es por la que nos decantamos, es comprarlas en comercios o hipermercados.


Estas son de “Aromáticas Vivas” que tienen un certificado de producción orgánica. Podéis escoger entre perejil, albahaca, romero, tomillo…
En la web os explican como cuidarlas y algunas recetas donde las podréis utilizar.



Ya no hay excusa que valga para no tener un huerto en casa. Y vosotros ¿Dónde las vais a colocar?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...