jueves, 10 de enero de 2013

Dormitorio: Los Apliques


La vivienda refleja nuestros gustos y personalidad pero, cuando es compartida, resulta difícil poder expresar diferentes estilos y que permanezcan en armonía.


Éste es mi caso, una búsqueda constante para evitar que nuestra casa resulte demasiado femenina o demasiado masculina, evitando extremos, lo que me lleva a la utilización de nuestros estilos con concordancia.


Para llegar a ello he evitado el uso de estampados florales y de tonos rosas al igual que un excesivo toque masculino.

Cuando una vivienda la componen dos personas con estilos diferentes lo más sencillo es ir complementándola poco a poco, de esta forma evitamos comprar objetos que, llegado el estado final de la reforma, no resultan de nuestro agrado.

Cuando comencé la búsqueda de los apliques tenía claro lo que quería: un brazo móvil para poder orientarlo en la posición deseada, que pudiera encender directamente desde el propio aplique (evitando cables visibles) y que la luz fuera regulable.


Como no tenía prisa, pude recorrer varias tiendas en busca de la luminaria perfecta, lamentablemente ninguna ofertaba lo que estaba buscando hasta que sin más, al lado de mi casa di a parar con una tienda de iluminación. No me lo podía creer, después de tantos meses de búsqueda había dado con lo que estaba buscando. De entre tres modelos me decidí por el oro envejecido porque va a la perfección con el espejo que tengo encima de la cómoda pero, lo que realmente me gustó, fue ese estilo industrial que poco tenía que ver con los apliques de lacitos y tulipas rosas que había visto con anterioridad.


El resultado final del dormitorio aún no os lo puedo mostrar pero os adelanto que queda a la perfección con los nuevos apliques.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...