jueves, 28 de junio de 2012

Berlin Rules


¿Habéis estado alguna vez en Berlín?




Es una ciudad joven y dinámica, a mi me tiene enamorada, y no es para menos, la multiculturalidad le dota de un enriquecimiento que se ve reflejado en su estilo de vida. La ciudad alberga un gran número de museos, iglesias, bibliotecas y centros de ocio, además de uno de los Festivales de Cine más importantes, La Berlinale.

Diariamente recibe una gran cantidad de visitantes de todo el mundo que se acercan a conocer la capital alemana, pero esto no es una guía sobre lo que hay que visitar en
Berlín, yo quiero enseñaros una parte de esta ciudad, lo que yo veía tras la cámara cuando no estaba entrando en museos, caminando hasta quedar sin aliento o visitando las partes no derruidas del muro.

Viajé a Berlín para visitar a una amiga que llevaba un tiempo viviendo allí y durante 10 días nos hizo recorrer la ciudad desde otro punto de vista, callejeando por los barrios, y disfrutando de los pequeños placeres como quedar con los amigos para tomar el Bruch o beber una cerveza en un puente mientras ves a unos espontáneos tocando la guitarra y el violín.

Cuando llega el buen tiempo sus habitantes salen de sus casas para disfrutar de la buena temperatura y hacer actividades al aire libre, desde pasear, asistir a conciertos callejeros y hasta acudir al cine al aire libre. 

Desayuno en el Reichstag



Sobre la sede del parlamento alemán concebida por Paul Wallot, se construyó la cúpula de cristal que el arquitecto británico Norman Foster proyectó. Allí se sitúa un lujoso restaurante por el que nos dejamos caer a primera hora de la mañana para cargar bien las pilas y empezar el día con energía.  Desde allí, las vistas son espectaculares y tienes la oportunidad de ver desde lo alto la Puerta de Brandemburgo o la Torre de la Tele.


El centro comercial Friedrichstadt-Passagen.

Cada domingo, el mercadillo da vida al Mauerpark, donde todo el mundo puede vender sus pertenencias: vinilos, ropa, cubertería, uniformes de la guerra, bicicletas o los muy manitas sus propias creaciones. Yo me fui con la maleta bastante cargada después de pasar por allí. Pero no sólo encontraréis un mercadillo, ya que cada verano hay un karaoke al aire libre donde los improvisados artistas se acercan a cantar y los curiosos a escuchar.


Berlín tiene un estilo vanguardista a la vez que respetuoso con su historia, sus habitantes son auténticos y no os dejará mal sabor de boca, por eso os recomiendo que os acerquéis a esta ciudad que estará dispuesta a recibiros con los brazos abiertos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...