jueves, 13 de noviembre de 2014

DIY: Espejo Envejecido

No hay nada más agradecido en la decoración que la colocación de un espejo ya que, si lo haces correctamente, otorgará una mayor luminosidad a nuestras estancias.

Para mi tan sólo tiene una pega, el precio. ¿Por qué serán tan caros? Yo he crecido en una casa llena de espejos, me encantan y se me hace extraño no tener uno en  cada habitación (estoy trabajando en ello).

Al final la opción escogida fue ir a Ikea a comprar un espejo que no se saliera del presupuesto y luego transformarlo, así surgió mi nuevo proyecto.



Tan sólo quería quitarle la pintura para que quedase el color original, ni tan siquiera había pensado en ponerlo como post porque no iba a hacer gran cosa, hasta que me llevé la sorpresa.


Cuando me puse a lijar, comenzó  a aparecer un color plateado que me horrorizó. Se me planteaba un problema, no podía pintarla ni del mismo color azul de las mesillas que había renovado porque entre ellas y el espejo apenas había casi espacio, no me convencía la idea de añadirle un color nuevo y diferente a la habitación, y menos pintarla de blanco como la pared.

Enseguida recordé un truco que vi en el blog de Decora yAdora del que soy gran seguidora. Angélica mostraba en uno de sus posts como poder pintar a dos tonos y decapar para que se viese el primer tono que dimos.

Necesitaremos:

Cinta de carrocero
Pintura Marrón
Pintura Blanca
Vela
Lija

El proceso es sencillo pero como hay que respertar bien el proceso de secado nos costará unos días finalizarlo.

Lo primero, los preparativos previos para poder pintar. Limpiar bien con alcohol el marco del espejo para eliminar así cualquier resto de polvo o suciedad, luego colocamos la cinta de carrocero para no manchar el espejo.

Ya podemos comenzar. He puesto para la base un tono marrón mate, para que al decaparlo parezca que es madera, con dos manos de pintura debería ser suficiente.


Una vez que la pintura se haya secado perfectamente,  pasamos la vela por todo el marco del espejo, sobre todo por donde tengáis pensado decapar.

Una vez realizado el anterior paso, ya podemos pintar del tono que hayamos escogido. He tenido que darle tres capas de pintura para que quedase bien cubierto.


Y el paso final, con el que más disfruto, decapar. Esto también lo deberéis de hacer cuando la pintura esté completamente seca.



En la foto no se aprecia tan bien como en la realidad

¿Qué pensáis del resultado? ¿Conocíais esta técnica?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...