jueves, 23 de agosto de 2012

Hágase la luz


De vuelta a la rutina. He tenido el blog algo abandonado porque me salió un trabajillo de verano y me resultó imposible poder atender como es debido a mi rinconcito, pero ya estoy aquí con las pilas cargadas.

Adoro esta lámpara de pie, fue amor a primera vista, mi madre me la regaló un día que iba paseando y encontró una pequeña tienda muy original cerca de su casa. Se quedó prendada y rápidamente pensó en mí.  Es uno de los objetos que más éxito tienen en mi hogar. Confieso que es una pieza capricho, pero su presencia le confiere al salón un toque diferente y actual basado en la mezcla de diferentes tendencias.

Me gusta la sobria elegancia que proporciona el gris en las estancias. Yo lo escogí para el salón ya que es el rincón de mi hogar donde más tiempo paso, y donde
comparto momento con mis amigos y familia. Los colores fuertes y llamativos resultan realmente atrayentes pero para mí es esencial la utilización de tonos neutros y combinarlos con toques de color aplicando elementos decorativos. Esa pincelada de pureza que se logra al combinar los blancos y los grises perla me lleva a poder experimentar con diferentes combinaciones de elemento que a primera vista no pertenecen al mismo mundo.


Haciendo un guiño a una bombilla gigante, la lámpara, en esencia está compuesta por una ampolla opaca enroscada a un casquillo cromado. El brazo está formado por dos piezas de cromado, la primera imitando a un cable como si de una lámpara de techo se tratase y la segunda recta y encajada con el pie de la lámpara del mismo material que las anteriores.



¿Cuál es vuestra pieza capricho?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...